mayo 22, 2024
ActualidadPortada

Cambio de mando 2023: Daniel Noboa recibe la banda presidencial y asume el mando en Ecuador

Daniel Noboa recibió el jueves 23 de noviembre del 2023 la banda presidencial en la Asamblea de Ecuador. Así, asume oficialmente el poder y dirigirá al Ecuador en un período de 18 meses en medio de una situación de crisis económica e inseguridad.

El presidente de la Asamblea, Henry Kronfle, le impuso la banda presidencial y le tomó el juramento de rigor a Noboa, de 35 años, quien tendrá que gobernar hasta mayo de 2025 para completar el mandato de su predecesor, Guillermo Lasso.

Noboa ganó las elecciones anticipadas convocadas luego de que Lasso en mayo acortó su propio mandato tras disolver a la Asamblea en medio de una pugna de poderes y un juicio legislativo que buscaba su destitución.

En 18 meses, el nuevo mandatario de Ecuador tendrá que enfrentar dos grandes desafíos.

Por un lado, la violencia en auge, que lleva dos años seguidos superando y duplicando sus propios récords de crímenes y que el gobierno atribuye a las peleas de bandas de narcotráfico internacionales para controlar la ruta en el país. Por otro lado, la economía debilitada que lidia desde hace años con un déficit fiscal crónico y un fuerte endeudamiento.

Se han disparado en el último periodo presidencial los asesinatos por encargo, los secuestros, las extorsiones a negocios y delitos de todo tipo que mantienen en permanente zozobra a los ecuatorianos. Si la tendencia se mantiene, el país estaría cerrando el 2023 con una cifra récord de aproximadamente 7.000 asesinatos.

Ecuador se ubica actualmente entre los países más violentos de la región. En el año 2021 registró una tasa de muertes violentas de 13,9 por cada 100.00 habitantes, cifra que casi se duplicó al año siguiente y que se espera que este año se aproxime a las 40 muertes por cada 100.000 habitantes. En las provincias más calientes, esta tasa es incluso mayor.

La situación se torna difícil en cuanto a la delincuencia, de acuerdo con el exjefe de inteligencia del ejército, coronel retirado Mario Pazmiño. El crimen organizado se ha apoderado de territorios creando “santuarios a nivel nacional”.

Entre los sitios que no pueden controlar las autoridades están amplias zonas de las ciudades de Durán, Guayaquil y Esmeraldas. A su vez las cárceles son escenario frecuente de brutales hechos de violencia entre internos.

Esto ha afectado el normal funcionamiento de la economía y ha generado la pérdida de fuentes de trabajo.

Hasta fines de diciembre se espera que el país registre un déficit fiscal de alrededor de 5.000 millones de dólares, algo más del 5 % del Producto Interno Bruto. Además, hasta 2025 debe afrontar los pagos de intereses y vencimientos de la deuda externa, que suman 5.380 millones de dólares, de acuerdo con cifras oficiales.

A ello se suma el corto período que estará en el poder Noboa, quien antes de los comicios expresó su deseo que postularse para la reelección en año 2025.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *