mayo 17, 2024
Gelitza RoblesOpinión

Niños sicarios y secuestradores: el Gobierno le falló a la niñez del Ecuador

Un secuestro en Quito sacudió al país el fin de semana. No porque la noticia de un secuestro nos sorprenda. Ya es habitual, desgarradoramente habitual, leer que han secuestrado a alguien. El fin de semana fueron Mauricio Martínez y Vanessa Egas que, ventajosamente, fueron hallados con vida la madrugada de este lunes 13 de marzo de 2023, en Quito.

Lo que trascendió de este caso es que de los cuatro involucrados en este delito, dos eran menores de edad. Dos niños de 13 años, para ser precisos. ¿No sorprende que dos menores de edad estén involucrados en delitos en el Ecuador? Tampoco.

Sin embargo, uno de los niños que presuntamente estuvo involucrado en el secuestro de la pareja en Quito, sería el mismo que asesinó al policía Bonilla, en Esmeraldas, el 14 de febrero de 2023. Niños secuestradores, niños sicarios, niños delincuentes. Pone la piel de gallina. El Gobierno le falló a la niñez del Ecuador.

El menor de edad, que es conocido como alias ‘Boquita’, fue retenido el 15 de febrero de 2023, luego del asesinato del policía y quedó con medidas sustitutivas. Luego, viajó a Quito. Allí, al parecer, siguió cometiendo actos delictivos, como los secuestros.

Eva Peñafiel, coordinadora nacional de protección infantil de Aldeas SOS, lo explica con claridad: los niños y adolescentes son inimputables. Cuando cometen delitos, no son objetos de juzgamiento. Las bandas aprovechan que los menores son inimputables para reclutarlos y volverlos sus sicarios.

Luego de la recuperación de Mauricio y Vanessa, el presidente Guillermo Lasso tuiteaba: “Mauricio Martínez y Vanessa Egas fueron rescatados gracias al trabajo en conjunto entre la Policía y la Unase. Ambos se encuentran en buen estado de salud. Sus secuestradores han sido capturados y están ahora a las órdenes de la justicia. Estos resultados reflejan el compromiso de nuestras fuerzas del orden de proteger a cada ecuatoriano. Les advertimos a las mafias que en la lucha por el Ecuador no nos temblaría la mano”.

Y todo estaría bien en este tuit si estos delitos no fueran tan comunes ya para los ecuatorianos como salir a dar un paseo a un parque. No hay día en el que no haya un sicariato, un secuestro, un robo. No hay un día de paz en el Ecuador. Y el Presidente se está acostumbrando a ‘celebrar’ y ‘pedir’ investigaciones y resultados a casos que se vuelven mediáticos a través de las redes sociales.

Esta es la única salida que hemos encontrado los ecuatorianos para poder hallar un poco de justicia y consuelo en un país convulsionado, una estructura que ha empujado a los niños a dejar de ser ‘el futuro de la patria’ y que ahora son parte de un presente doloroso, enfermizo, que cuesta digerir y asimilar.

 

Por: Gelitza Robles – @gelitzarobles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *