mayo 24, 2024
Opinión

‘Encomendarse a Dios’ es la respuesta del Gobierno ante el Fenómeno de El Niño

“Hay que pedirle a Dios que deje de llover y que, si El Niño viene, que venga suave”. ¿Le suena familiar esta frase? Y no me estoy refiriendo a familiaridad textual. Seguramente escuchó o leyó esa oración en boca del nuevo Ministro de Transporte y Obras Públicas, César Rohon, en una entrevista de Ecuavisa este 29 de mayo de 2023, en la que se abordaba la posible llegada del fenómeno de El Niño al Ecuador.

Sin embargo, me refería a otro tipo de familiaridad, una más de fondo que de forma. La frase de Rohon, con mucha menos crueldad, pero igual de preocupante, también puede colgarse en la ‘pared de la vergüenza’ y, por qué no, el desconocimiento de ciertos protagonistas de la nuestra clase política.

Mucho más cruel, pero en el mismo contexto de las lluvias que aún golpean a nuestro país, estuvo la frase que su compañera del Partido Social Cristiano (PSC), Cynthia Viteri, dijo tras finalizar una rueda de prensa el pasado 23 de marzo de 2023.

La frase de Rohon, mucho menos indolente que la de la exalcaldesa de Guayaquil, no deja de preocupar. ¿Qué podemos hacer los ecuatorianos cuando quien se supone que debe mostrarnos alternativas ante posibles desgracias se encomienda a Dios? Parece que nuestra fe es lo único que nos queda.

Rohon anunció que en las próximas semanas empezará una campaña para poder prevenir al país de lo que se podría avecinar con el fenómeno de El Niño. Ya este 2023 el Ecuador padeció uno de los peores inviernos de los últimos años, que desembocó en miles de familias damnificadas.

En Guayaquil, justo cuando la exalcaldesa bromeaba con las inundaciones, un hombre perdía la vida por la falta de atención que las autoridades le han puesto a la ciudad en cuando a los sistemas de drenajes de aguas lluvias.

“Lo que se viene es grave, y vamos a orientar una campaña en las próximas semanas, porque el Ecuador debe saber que esto es de todos y debemos tener consciencia del problema que se viene”, dijo Rohon.

Al parecer todos sabemos lo que se nos viene, pero, ¿también lo saben las autoridades? ¿se pondrán a trabajar en medidas de prevención que no sean endilgarle a la benevolencia de Dios una desgracia?

Alertas amarillas

La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) declaró el estado de alerta amarilla en 17 provincias de Ecuador: Azuay, Bolívar, Cañar, Carchi, Chimborazo, Cotopaxi, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Imbabura, Loja, Los Ríos, Manabí, Pichincha, Santa Elena, Santo Domingo De Los
Tsáchilas y Galápagos. El anuncio fue realizado el pasado 16 de mayo, ante una posible llegada del fenómeno de El Niño en el país.

 

El Equipo de La Contra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *