mayo 25, 2024
ActualidadCrónica RojaGelitza RoblesPortada

Durán se acostumbró a levantar cadáveres: 40 asesinatos en 20 días

Parece mentira. En solo 20 días, 40 personas han sido asesinadas en Durán. Es decir, como promedio, dos personas han sido asesinadas por día desde el 28 de junio de 2023. En todo el año, van 100 víctimas de muertes violentas solo en ese cantón del Guayas.

Desde que tengo 23 años, doy seguimiento a temas de Crónica roja. He visto de todo: desde cadáveres hechos coladera en las morgues, hasta cuerpos con 10 días en descomposición sobre veredas por una pandemia. Pero jamás he estado tan asombrada como ahora. No porque, mínimo una vez a la semana, haya una masacre en algún rincón del país, sino por la idea desgarradora que significa haber normalizado el crimen en Ecuador.

Es a lo que nos han arrinconado. Toca llorar, secarse las lágrimas, tratar de seguir, y volver frenar el llanto.Las cifras son espeluznantes. Hasta mediados de 2023, 3.497 personas habían sido asesinadas a escala nacional, según estadísticas de la Policía Nacional. Estamos a menos de 1.150 asesinatos de alcanzar la cifra de muertes violentas con las cerró el 2022 (4.632) y apenas estamos en julio. Si eso no nos escandaliza, los números de 2022 son más que el doble que los de 2021, que cerró el año con 2.135 asesinatos.

Pero me quiero centrar en Durán. Porque el 17 de julio de 2023, a solo minutos de que la Policía diera una rueda de prensa para informar que en el fin de semana que pasó hubo, al menos, 11 balaceras con 6 fallecidos, mataban a dos personas más en la cooperativa Oramas González.

El teniente coronel Juan Pablo Calva, jefe encargado de Durán, informaba a los noticieros locales que las dos víctimas morales se dedicaban a conducir mototaxis. Describió cómo ocurrieron los hechos: los sicarios andaban en un auto en el centro del cantón, a las 11:30 de la mañana, con miles de personas haciendo vida en una zona comercial, cuando balearon a sus víctimas. Y no solo eso, uno de ellos tuvo el tiempo y la comodidad de bajarse del auto, acercarse a los mototaxistas y rematarlos a bala. Así, tan fácil como quien se baja del carro a comprar a una tienda.

Solo hace seis días, el Gobierno anunciaba una «intervención súmamente fuerte» para frenar la violencia en Durán. “Ha dado la disposición el presidente (Guillermo Lasso). Habrá una operación el Estado sumamente firme”, dijo el ministro del Interior Juan Zapata. Al parecer, no solo basta con convocar a ruedas de prensa y decirlo. Solo una semana después, en menos de un mes, 40 personas fueron asesinadas en Durán.

Zapata anunció la supuesta intenvención luego de que el alcalde del cantón, Luis Chonillo, denunciara que 14 directores municipales recibieron amenazas extorsivas o de muerte. Él mismo sufrió un atentado a solo días de posicionarse como alcalde, en mayo de 2023. Tres funcionarios han renuciado por temor.

Mientras tanto, la ciudadanía sigue muriendo en manos de la delincuencia. Durán es parte de la Zona 8, que junto a Guayaquil y Samborondón, es la más peligrosa del país y en la que más crímenes se han dado en los últimos tres años. En 2021, hubo 688 asesinatos. En solo un año, la cifra aumentó a 1.537, es decir, hubo un aumento de crímenes del 123 %. Lo más alarmante es que, a mitad de 2023, estamos a menos de 300 asesinatos, de superar esa cifra.

¿Qué esperan? ¿Cuántos muertos más serán suficientes para que esos anuncios de intervenciones funcionen? Nos acostumbranos a recoger cadáveres una vez más, tal como lo hicimos en 2020, pero este es un virus distinto, este está agravado por la inoperancia, la indolencia y el desamparo.

 

Por Gelitza Robles – @gelitzarobles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *