mayo 24, 2024
ActualidadGelitza RoblesOpinión

Salinas fue espejo del Ecuador en solo un fin de semana

Ni las imágenes o el escenario son nuevos: Salinas, robos, disparos, inundaciones, daños a la propiedad privada, sexo o abusos sexuales en público, en espacios familiares.  Este balneario de Santa Elena vivió un Carvanal sin control. Y justo esta falta de control -que derivó en mucho más que reproches morales, sino también en problemas urbanísticos y de seguridad-  le costó el cargo al Gobernador de la provincia de Santa Elena, Fulton Anchundia.

Decenas de videos e, incluso, transmisiones en vivos en diferentes plataformas dejaron registro de los desmanes ocurrido en el Malecón de Salinas. Visitantes que acudieron a este balneario a disfrutar el feriado de Carnaval, que se extendió desde el sábado 25 al martes 21 de febrero de 2023, vieron de todo. Desde personas que mojaban a otras o les echaban espuma carnavalera, hasta delitos como robos y lo que podría ser el abuso sexual colectivo a una mujer que estaba en aparente estado etílico.

La avenida Malecón, que no es peatonal, se pobló de personas como usualmente ocurre en los feriados. Sin embargo, a pesar del tumulto, hubo conductores que se arriesgaron a transitar por la vía. Lo que debería ser cotidiano, en este fin de semana era un riesgo. Justo una de las escenas que se viralizaron durante el feriado fue la de un ciudadano que, al parecer, para evitar que se metieran a su vehículo en movimiento, disparó al aire. Disparos al aire en un espacio familiar. Había niños y adultos. Es importante recalcar que este espacio estaba destinado a disfrutar de un Carnaval ‘para todo público’.

Es que a los fiesteros no les bastó con subirse al techo o los  capós de los automotores. Muchos abrían las puertas de los carros para no solo lanzar agua o espuma, sino también arranchar pertenencias. No importaba si dentro del vehículo estuviera alguna madre, abuelo, padre o bebé. No importaba nada.

Nuevo Gobernador

Luego de conocerse los hechos, la Secretaría de Comunicación informó que el presidente Guillermo Lasso había destituido al gobernador de Santa Elena, Fulton Anchundia. En su lugar quedó José Ángel Álava.

El ministro de Turismo, Nielsen Olsen, reconoció que Salinas, al igual que otras ciudades turísticas del país, rebasan su capacidad para alojar turistas. Esto, sumado al carente control policial que hubo durante el feriado. A esto se sumó que la ciudad se inundó por la torrencial lluvia que cayó el 20 de febrero de 2023.

A Salinas se le juntó todo. Se juntó todo lo que se adolece en el país: inseguridad, falta de control, abuso sexual festejado en lugar de ser fustigado, escándalos, impunidad… Ya no nos asombra nada porque lo que se vivió en Salinas en un solo fin de semana largo, se vive en a diario en el país y por escenarios:

En Ecuador, se puede intuir que casi cualquiera puede sacar un arma y disparar, no importa si está rodeado de centenares de personas. Ha ocurrido dentro de restaurantes, hospitales, parques, dentro de la propia casa.

En el Ecuador, según el estudio La Violencia de género contra las mujeres en el Ecuador: Análisis de los resultados de la Encuesta Nacional sobre Relaciones Familiares y Violencia de Género,el 65% de los casos de abuso sexual fueron cometidos por familiares y personas cercanas a las víctimas. Le ocurrió a la chica que festejaba el Carvanal con sus amigos. Con sus amigos que la aplaudían mientras ella se negaba a participar en la ‘fiesta’ que estaban armando sobre un capó. Se aplaude de pie todo lo que, en sexo, se crea y genere desde la voluntad, no desde el estado de embriaguez de alguien. Y aquí se puede tejer un debate moral interminable, pero justo por estos días miraba un video sobre el consentimiento. Una persona puede estar de acuerdo con participar de algo en un minuto, y luego al otro minuto puede ya no querer. Y una persona en estado etílico no es alguien que pueda tener plena consciencia de tus elecciones. El deber de cualquier persona que se precie de querer a otra debería de cuidarla de cualquier abuso cuando esté en estado etílico.

En Ecuador, un sector altamente turístico como Salinas se inunda con las primeras lluvias. En Ecuador ocurren robos e intromisión a la propiedad privada en público y, lejos de que todo esto sea frenado o intente ser frenado a tiempo, se transmite en vivo. En Ecuador, como pasó en Salinas, ‘celebramos’ la decadencia.

 

Por Gelitza Robles – @gelitzarobles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *