mayo 18, 2024
ActualidadPortada

Intensas lluvias desbordaron seis ríos en Esmeraldas

Las fuertes lluvias que soportaron varios sectores de la provincia de Esmeraldas entre la tarde del sábado 3 y madrugada de este domingo 4 de junio, provocaron que al menos doce zonas urbanas y rurales sufrieran afectaciones, tras el desborde de seis ríos.

Los cantones Muisne, Atacames, Río Verde, Quinindé y Esmeraldas reportan inundaciones, deslizamientos de tierra y hasta viviendas arrastradas por el aumento en el cauce del río. Al momento, equipos de socorro han rescatado a 530 personas de los sectores inundados. De ellas, 500 con botes militares y 30 con helicópteros. Además, 1.600 familias resultaron afectadas.

En Esmeraldas, en la parroquia Carlos Concha hay casas afectadas por el desbordamiento de un río. Situación que se repite en Tabiazo, donde además hay árboles caídos por la fuerza del río. En la parroquia Chinca reporta 70 casas inundadas.

En Atacames, específicamente en Súa, sector Alonso de Illescas, hay casas inundadas debido al desbordamiento del río. En la zona de Tonchigüe, el desbordamiento de otro río y un posible socavón en la vía que conecta con Macará y El Aguacate.

En Muisne, en la curva denominada el Salto, hay un derrumbe en la vía. Ya en Quinindé, las lluvias dejan en el barrio Unión y Progreso casas inundadas también por el desbordamiento de un río.

No es por el fenómeno de El Niño

Vladimir Arreaga, director de Pronósticos y Alertas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), explicó que las lluvias que se dieron durante el fin de semana en Esmeraldas no corresponden a un fenómeno de El Niño. Dijo que a pesar de estar en la mitad del año, la estación lluviosa continúa en la Costa y que esta se retrasó por el fenómeno de La Niña.

«Apenas la estación de lluvias se consolidó en la región Litoral a partir de febrero de 2023, cuando usualmente le suele hacer durante la quincena del mes de diciembre o, en ocasiones, a finales del mes de diciembre», dijo. Explicó que el fenómeno de La Niña baja las temperaturas en el mar y esto hizo que se retrasaran las lluvias al no provocar suficiente evaporación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *