mayo 18, 2024
ActualidadPortada

Allanaron la Prefectura de Pichincha y una casa por una investigación por presunto peculado

El edificio de la Prefectura de Pichincha y una vivienda en Guayas fueron allanadas con el fin de «recabar indicios» en el marco de una investigación previa abierta por un presunto delito de peculado, informó la Fiscalía la tarde de este jueves 2 de noviembre del 2023.

El Ministerio Público mostró cómo ingresó a un domicilio en Guayas de una de las personas investigadas. «Se levantan indicios electrónicos y también documentos que permitirán continuar con la investigación», dijo la entidad.

Estos eventos suceden luego de que el 25 de octubre se conociera que la Fiscalía inició una investigación contra Paola Pabón, prefecta de Pichincha, por el supuesto delito de peculado.

El caso de Soledad Padilla motivó la indagación de contratos realizados por la Prefectura entre 2020 y 2022. Se trataría de 110 nombramientos provisionales y de libre remoción, así como de contratos de servicios ocasionales y profesionales.

Según una investigación del portal Código Vidrio, el 50 % de ellos no tuvo ninguna justificación.

En audios que se hicieron públicos se conoció que Soledad Padilla trabajaba en la Prefectura Pichincha, pero seguía laborando al mismo tiempo para el exvicepresidente Jorge Glas.

“Es inaudito que habiendo señalado casillero judicial y entregado toda la información requerida, en un burdo intento por polemizar y mediatizar un caso, la Fiscalía allane la Prefectura en feriado nacional, cuando nuestro personal está trabajando en las vías en el operativo Pichincha Segura”, dijo la prefecta Pabón, quien aseguró que brindará todas las facilidades para entregar toda la información necesaria. Esta servirá «para perseguir delitos, pero no a personas», enfatizó.

Este caso se conoció precisamente después de un cruce de denuncias entre Soledad Padilla y Jorge Glas y que salpica al asambleísta electo Ferdinan Álvarez y otros personajes de la Revolución Ciudadana, incluido el mismo expresidente Rafael Correa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *