mayo 25, 2024
Gelitza RoblesOpinión

Día del Libro: en Ecuador se lee solo un libro completo por año

El año pasado, exactamente el 14 de junio de 2022, el Ministerio de Cultura y Patrimonio difundió los resultados de la primera Encuesta de Hábitos Lectores, Prácticas y Consumos Culturales en el país. Hoy que es el Día del Libro, es prudente recordar las cifras de este estudio. Y es prudente recordar qué hacemos para fomentar la lectura.

La encuesta abarcó una muestra de 15 492 viviendas en 23 provincias. Uno de los resultados más reveladores fue que el 7,4% de los ecuatorianos, es decir, más de un millón de personas no lee en ningún formato. En el área urbana las personas que no leen representan un 6,5%, y en las áreas rurales asciende al 9,5%.

Cada 23 de abril, es un día feliz para mi TL en Twitter, porque muchos de mis ‘seguidores’ son lectores y empiezan a enlistar un sinnúmero de textos que, luego, yo corro a comprar y a acumular en el velador cada cierto tiempo para quejarme de que «no tengo tiempo para leer» y tengo «demasiados libros en cola».

Justo recordaba que esta semana, justo a puertas del Día del Libro, se difundía la noticia de que el Municipio de Guayaquil había decidido no entregar más libros gratuitos a zonas vulnerables, como lo venía haciendo desde 2019. Miles de niños son los perjudicados en un mundo en el que el hábito de lectura se va perdiendo más y más. Mañana es el inicio de clases en el Régimen Costa y en Guayaquil, muchos niños irán sin sus libros porque sus padres no pueden costearlos y no les avisaron con antelación sobre la decisión municipal que, a pesar de que esta entrega estaba en su planificación, se la responsabilizaron a la siguiente administración.

El Día Internacional del Libro se conmemora a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. Desde 1988, es una celebración internacional promovida por la Unesco. Un 23 de abril, murieron grandes exponentes de la literatura que seguro nos sacaron lágrimas y sonrisas Cervantes, Shakespeare, Garcilaso de la Vega. También nacieron otros escritores, como Vladimir Nabokov, que nos destrozó a todos con su Lolita.

Volvamos a la encuesta y a un dato que me impresionó: En Ecuador, se lee en promedio un libro completo y 2 libros incompletos al año. Y siempre he resaltado que el amor por la lectura es algo que se adquiere y hay que leer completamente enamorados. Pero para enamorarse hay que conocer, así que si llegó hasta aquí, no le haga el feo a todos los ‘pesados’ que nos pasamos compartiendo libros o nuestras lecturas en redes sociales.

También si llegó hasta aquí, es prudente reflexionar qué están haciendo nuestras autoridades por fomentar la lectura y que esta llegue a barrios en los que es complicado tener acceso a lo más básico.

La lectura ayuda a fortalecer la imaginación, a conocer otras realidades a entender y usar mejor el lenguaje para, a su vez, entregar mensajes más claros y comunicarnos mejor. Ayuda a empatizar, a soñar.

Borges tiene, quizá, la cita más precisa de que lo representa un libro. «De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación».

 

Por Gelitza Robles

 

Estos son otros datos de la encuesta:

  • El 91.4% de los ecuatorianos mayores de 5 años saben leer y escribir.
  • El 92% lee en diferentes formatos.
  • El 76.7% lee con una frecuencia diaria.
  • El dispositivo o soporte más utilizado para la lectura es el celular con el 56.7%, seguido de material impreso con el 33.9%.
  • El 57.5% lee libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *